PROGRAMA NACIONAL DE CUIDADORES DOMICILIARIOS CURSO GRATUITO DE FORMACIÓN

 

  • Capacitación y entrenamiento con salida laboral inmediata.  
  • Sin límite de edad. No requiere formación previa.
  • En forma intensiva, y cuenta con una parte teórica y otra parte práctica con pasantías.
  • Se entregan Certificados Oficiales otorgados por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación.
  • El curso lo dictan Profesionales, médicos, psicólogos, asistente social, educadora popular, kinesiólogos, dentista, podóloga, enfermero, nutricionista, Lic. En educación.   
  • El curso les permitirá trabajar como Cuidador Domiciliario en cualquier punto del país, y lugares como Geriátricos, PAMI, IOMA, Empresas Privadas, Casa de familia, (Sanatorios Hospitales, acompañando internados contratados por familiares). 
  • Consultas e informes: info@fundacioncapacitarargentina.org
  • Teléfono 1556348726

La Fundación Capacitar, junto a profesionales del ámbito de la salud, ha realizado esfuerzos tendientes a realizar el Curso de Formación, del Programa Nacional de Cuidados Domiciliarios, de la Dirección Nacional de Políticas para Adultos Mayores, dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia.

El Ministerio de Desarrollo Social nos ha otorgado la autorización y el aval para la realización del mismo, gracias a la gestión realizada por nuestra Institución, y los profesionales que integran esta área de formación.

¿PORQUE UN CUIDADOR DOMICILIARIO?

El mundo está envejeciendo: durante el siglo XX la proporción de personas mayores de 60 años aumentó de manera muy significativa, y se espera que esta tendencia se mantenga en el siglo XXI. Es importante destacar que la esperanza de vida se alarga, y esto debe ser considerado un logro de la humanidad. Este cambio de la población a nivel mundial, conocido como “Encanecimiento de las Naciones”, es un tema importante a considerar, tanto a nivel nacional como internacional.

Junto con el envejecimiento de la población se produce un cambio denominado transición epidemiológica, lo que significa que las enfermedades agudas se convierten en crónicas, lo que disminuye su mortalidad, pero se prolongan a lo largo de toda la vida del individuo, con sus consecuentes limitaciones de secuelas o invalidez.

La Argentina es uno de los países más envejecidos de Latinoamérica, mostrando signos de su envejecimiento desde 1970. En la actualidad, según cifras aportadas por el INDEC (2001), presenta un 13,4% de personas mayores de 60 años, representando las mujeres casi el 60% de esta cantidad.

No sólo aumenta el número de personas mayores sino que, a partir de los 75 años, este crecimiento se acelera aún más. Las personas mayores de 75 años, en nuestro país, representan un 30% de la población mayor, denominando a este grupo “vejez frágil”. Nos encontramos entonces con mayor población de personas mayores que irá francamente en aumento, con el consecuente aumento de la población mayor que presenta alguna discapacidad.

La ENDI (Encuesta Nacional de Personas con Discapacidad) nos muestra que el 9% de las personas mayores de 75 años necesita apoyo para comer y beber, el 27% para lavarse y cuidar su aspecto personal, el 31% para realizar las tareas domésticas, y el 38% para salir de su casa.

Si bien estos apoyos generalmente los realizan los miembros de las familias, no siempre están en condiciones de hacerlo. Los cambios en las familias de los últimos años han sido realmente muy importantes. Las mujeres, principales cuidadoras en el núcleo familiar, han ido conquistando derechos, y han irrumpido en el mundo público, dedicándose a una tarea profesional, a la actividad política, social, o ejercer una ocupación laboral, lo que deja un vacío en la familia para el cuidado de las personas mayores.

Es por ello que resulta imprescindible la capacitación de personas que desarrollen la tarea de cuidados en el hogar de este grupo poblacional, y así brindar a las personas mayores una alta calidad en la atención, y a las familias el apoyo necesario para que puedan seguir manteniendo a las personas mayores en casa, y evitar así la institucionalización.

OBJETIVOS INSTITUCIONALES EN LOS QUE SE ENMARCA EL PROYECTO:

La atención domiciliaria se define como el conjunto de servicios de apoyo sanitarios y sociales prestados a las personas en su hogar, manteniéndolos en sus casas el mayor tiempo posible y conveniente, insertos en su comunidad y conservando sus roles familiares y sociales, con el fin de mejorar su calidad de vida. Intenta evitar internaciones innecesarias, generando habilidades remanentes y promoviendo nuevas redes solidarias de contención. Este sistema evita el desarraigo que produce la hospitalización o internación de las personas.

OBJETIVO GENERAL

Formar recurso humano calificado para la atención domiciliaria de Adultos Mayores, personas con discapacidad y/o portadoras de patologías crónicas, invalidantes y/o terminales.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Incorporar conocimientos teórico-prácticos generales sobre la situación biopsicosocial de las personas cuidadas, en su interacción con el medio.
  • Adquirir capacidad para la organización de sistemas de empleo y de distintas modalidades de Asociativismo y Cooperativismo.
  • Promover la autonomía y el bienestar psico-social de los Adultos Mayores, de las personas con discapacidad y/o portadoras de patologías crónicas, invalidantes y/o terminales.
  • Fortalecer la autovaloración y el autocuidado de los Cuidadores.
  • Legitimar y/o crear, a corto plazo, una genuina fuente de trabajo
  • Consultas e informes: info@fundacioncapacitarargentina.org
  • Teléfono 1556348726
  • REGISTRATE AL PRÓXIMO CURSO DE CUIDADORES

SEDE VILLA MARTELLI: ADOLFO ALSINA 4600 VILLA MARTELLI

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *